Las profecías de El Libro de Daniel explicadas

 

Antes de comenzar a estudiar las siguientes profecías dadas en el Libro de Daniel, es necesario observar algunas cosas básicas:



1 día = 1 año

1 semana de años
= 7 años


60 semanas de años
= 420 años (60 x 7)


1 Tiempo
= 700 años (100x 7)



En el siguiente cuadro están, en la primera columna, los textos bíblicos a la letra; en la segunda columna está el análisis de lo anterior, y por último los años marcados de rojo en los que se cumplieron las profecías.

Texto Bíblico Análisis Año
“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa
ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y
expiar la inquidad, para traer la justicia predurable, y sellar la
visión y la profecía, y ungir al santo de los Santos.”
Daniel 9:24

Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías,
mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir
destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación,
y hasta el fin de la guerra durarán las desvastaciones.
Daniel 9:26


Lo que nosotros deberíamos tomar como un comienzo del
análisis correcto es el comprender, que desde el punto de vista de
Daniel,
esas semanas representan años, de modo que las 70 semanas de
Daniel
representan 490 años – 70 veces 7 años – que terminaron con
la muerte de Jesús el Cristo:

El resumen de estos 490 años es como se indica a continuación:

La profecía del Mesías se relaciona con los dos regresos (regresos del cautiverio), y asigna los tiempos. Esta profecía, como todas las de Daniel, consiste de dos partes, una profecía introductoria y más adelante una explicación.

Ahora bien, los judíos del exilio no se convirtieron en un
pueblo y una ciudad hasta que volvieron a Israel de su
cautiverio

No hubo uno sino dos retornos del
cautiverio, el de Zorobabel y el de Esdras; en el de Zorobabel
ellos tuvieron como única encomienda el reconstruir el Templo,
mientras que en Esdras ellos por vez primera llegaron a ser una ciudad con un
gobierno autónomo.

Los años de reinado de Artajerjes fueron a partir de
el año 457-458 A.C. (el inicio del año entonces era en Julio) como consta en La Enciclopedia
Británica. Si contamos el tiempo desde tal fecha hasta
la crucifixión en Gólgota, encontraremos que son justamente 490
años.

457 a.C.

Si restamos este número de 490
(490-457=33) Así, que aqui vemos las 70 semanas de Daniel culminando con la crucifixión de Jesús.
“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar
y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas,
Daniel 9:25
La parte anterior de la profecía se relaciona
con la primera llegada de Cristo – El Mesías (ungido
en Hebreo)-, siendo fechada su llegada como Profeta;
y su llegada como Príncipe o Rey, es
fechada en relación a Su Segunda Llegada. De ese modo, la profecía es
consumada, y el más santo ungido: aquí, él que
era ungido viene para ser Príncipe para reinar. Porque
las Profecías de Daniel se extienden hasta el fin del mundo;
y hay escasamente profecía alguna en el Viejo Testamento
en lo que concierne a Cristo, que no de una manera u otra
se relacione con Su Segunda Llegada.
51 A.C

Ahora, si le restamos 49 a este número:

(51-49) es igual a 2 a.C. está es la fecha exacta del nacimiento de Jesús.

Por favor lea ¿Cuándo nace Jesús?

“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar
y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas,
y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro
en tiempos angustiosos.
Daniel 9:25
Pronosticadas ambas llegadas de Cristo, es fechada la última desde su regreso y edificación de
Jerusalén; hay que evitar la aplicación de esto a la edificación
de Jerusalén por Nehemías, pues Daniel distingue esta de aquella,
diciendo que desde este período al Mesías deben
transcurrir, no siete semanas sino sesenta y dos semanas, y
éstas no en tiempos prósperos sino en tiempos difíciles; y al
final de estas semanas el Mesías no será reconocido por Su pueblo como el
Príncipe de los Judíos, sino que será muerto; y Jerusalén no
será Suya, sino que tanto la ciudad como el santuario serán destruidos.
Nehemías vino a Jerusalén en el 20°. año de este
mismo Artajerjes, mientras que Ezra todavía continuaba allí, Neh.
12:3,6, y encontró la ciudad que yacía en escombros, y las casas
y el muro derruidos, Neh. 2:17; 7:4, y terminó el muro
el 25° día del mes Elul, Neh. 6:15, en el 8°
año del Rey, que es en Septiembre del
año (437 – 436 AC). Contemos ahora desde este año
sesenta y dos de semanas de años, que son 434 años,
y el conteo terminará precisamente en Septiembre del año de
(3 – 2 AC) que es el año en que Jesús, el
Cristo, nació .
Así tenemos nosotros en esta corta profecía, una predicción de
todos los períodos principales relacionados con la Primera Llegada
del Mesías – en la carne -; el tiempo de su nacimiento y
el tiempo de Su Segunda Llegada como Espíritu: y así la
interpretación aquí dada es más total y completa y
adecuada a lo previsto que si nosotros lo restringiéramos
a Su Primera Llegada únicamente, como los eruditos cristianos e
intérpretes de otras religiones comúnmente hacen.
436 a.C.

Contemos a partir de este año 60 semanas de años (420 años) y dos semanas y resultan 420+14=434 (436-434=2 a.C.)
“Y por otra semana confirmará el pacto con muchos” Daniel 9.27 ¿Jesús confirmó Su pacto de amor y misericordia con
el pueblo de Daniel por 7 años? Hubo un periodo de 7 años
entre la muerte de Cristo y el tiempo de que el Evangelio fuera
enviado a los Gentiles cuando el llamado de Cornelio.
Este es en cumplimiento de la profecía de Daniel.
5 d.C. El año más probable del llamado de Cornelio. Poco después, Saulo empezaría su trabajo a través del Mundo Antiguo (“confirmará el pacto con muchos), propagando las enseñanazas del Cristo.
“…a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda” Daniel 9.27
¿Que sacrificio y ofrenda hace el Mesías cesar? Los de las tradiciones y
los rituales llevados a cabo en el Segundo Templo de Jerusalén. Y
el cese de todos los fueros religiosos, cuando, por la guerra de los
Romanos
sobre los Judíos el Templo de Jerusalén fué destruido,
guerra que después de algunas conmociones, comenzara en el
año 13 de Nerón, D.C. 67, en la Primavera cuando Vespasiano
con un ejército los invadió; y terminó en el segundo año
de Vespasiano, 70 DC en el otoño, Septiembre 7, cuando Tito
tomó la ciudad, habiendo quemado el Templo 27 días antes;
para que durase todo esto ¡tres años y una mitad! La profecía de
Daniel menciona un período de 3 1/2 años (la media semana de
años) después del cual los sacrificios del Templo cesarían.
67 a.C

Si sumamos a este número media semana (67+31/2=701/2) entonces tenemos:

7 de Septiembre 70 d.C. Año de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén y el comienzo de la Diáspora, el exilio de Israel que no terminaría sino hasta Mayo de 1948.

 

“¿Cuándo será el fin de estas maravillas…
…será por tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo. Y cuando
se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estás
cosas serán cumplidas.” Daniel
12:6,7

“Pero cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, puesta donde no debe estar (el que lee, entineda) entonces los que esten en Judea huyan a los montes…porque aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá…Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol de oscurecerá, y la luna no dará su resplandor…De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.”. Marcos 13:14,19,24,25,26,30, Mateo 24:30, 31,34


Siguiendo el conteo de Daniel en que él utilizó
la figura de “semana de años”, nosotros podemos asumir que “el
tiempo” es una semana de siglos; por lo tanto, un tiempo equivale a siete siglos
y así sucesivamente. Este es el tiempo para ser contado comenzando
desde el inicio de la profecía, que fue en el tercer año de Ciro,
el rey de Persia (556 AC), hasta la que humanidad alcance el fin
de los tiempos.

El lapso de tiempo que la profecía de Daniel cubre incluye la señales del comienzo del Sexto Sello, y con ello, el del Tercer Tiempo, como es explicado por Jesús, el Cristo. Por favor ver Las profecías cumplidas para mayor información sobre el tema.

556 a.C
Si nosotros extraemos la suma de “tiempo, tiempos y una mitad” a 556
(700+1400+350=2450) entonces tenemos: 2450-556=1894
que se alinea con la etapa de las comunicaciones del Espíritu
Santo en México
, en la alborada del Tercer Tiempo. Véase El Advenimiento
“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida
de la orden para restaurar y edificar a JERUSALÉN hasta el Mesías
Príncipe, habrá siete semanas…”
Daniel 9:25

"Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas…..Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca."Lucas 21:25,28)

¿ Lo notó usted? En el versículo del lado izquierdo, el Profeta Daniel nos da una pista certera cuando menciona Jerusalén.
Los eruditos bíblicos pasaron por alto completamente esto antes. Como
resultado, ellos habían usado incorrectamente el 14 de Mayo de
1948, como el comienzo del período de 49 años.

¿Dónde está el error? En que la capital de Israel no fue Jerusalén sino hasta dos años después de la proclamación inicial del estado judío en Palestina.

Sorprendentemente ésta es la fecha exacta del comienzo de la difusión a escala planetaria del Tercer Testamento a través de 144000.net a todos las naciones y razas del mundo, y esta fecha “coincide” con una impresionante señal en las estrellas

Mayo 14, 1948
Proclamación de un Estado judío en Palestina.

 

Enero 23, 1950 Proclamación de Jerusalén como capital de Israel.

Ahora, si sumamos los 49 años
(1950+49) es igual a 1999

 

Enero 23, 1999
El comienzo de la difusión mundial del Tercer Testamento a través del sitio en la Web 144000.net. Y una gran señal en los cosmos Lea acerca de ello aqui

Cliquea aqui para ver la Línea de Tiempo

La señal en las estrellas:
¿Qué sucedió el 23 de Enero de 1999?

El 23 de Enero de 1999, exactamente 49 años después del anuncio de Jerusalén como la capital del
Israel restaurado, los astrónomos descubrieron un gigantesco
destello más brillante que todo el resto del Universo junto. Los científicos registraron la explosión más grande
jamás ocurrida en los cielos en lo que es conocido como una
Explosión de Rayos de Gamma. Esta explosión duró aproximadamente
40 segundos, pero resultó ser el objeto más brillante
jamás detectado. Fue una explosión de energía equivalente a
“BILLONES DE AÑOS DE LUZ DE MILLARES DE SOLES.”
Conocido como GRB 990123, liberó 10,000 veces más
energía de la que el Sol podría emitir en mas de un periodo de 5 billones
de años o sea, 10 joules a la 47ava potencia – un millón
de billones de billones de billones de veces tan grande como el poder
liberado en Hiroshima por la bomba atómica. El hecho de que también
coincida con el período de 49 años de la profecía de Daniel
está más allá de una mera coincidencia.

Si lo desea, puede verificar los datos en estos websites de ciencia (en inglés):
http://astro.caltech.edu/~george/grb/grb990123.pr
http://hubble.stsci.edu/sci.d.tech/discoveries/10th/views/portfolio/slide35.shtml

¿Por qué, entonces, esta importante señal no ha sido notada por
las grandes religiones y los poderosos dirigentes espirituales
de la humanidad?

Porque, como advierten las Escrituras, la palabra
de Dios es para aquellos que tienen oidos para escuchar, y señales en las
estrellas nos dicen que el tiempo de la redención ha llegado.
Asombrosamente, esta Explosión de Rayos Gamma ocurrió en la
constelación de Bootes, que en la mitología griega es
visto como un hombre que camina rápidamente, con una lanza en su
la mano derecha y una hoz en su mano izquierda. Los griegos
le llamaban Bo-o-tes, que es de la raíz Hebrea BO
(venir), significando ‘LA VENIDA ‘. La reciente Explosión de Rayo
Gamma tuvo lugar justo en la punta de la Lanza en la
mano de Bootes, el Juez Venidero. Los cielos declaran
que el Día de Juicio ha llegado entre nosotros.

¿ Y qué debemos comprender como Día de Juicio?

Bien,
observemos las palabras del Padre como están escritas
en El Tercer Testamento:

“16. Este es el gran día y no está compuesto por veinticuatro horas, porque el día de juicio no sabréis cuánto se prolongue; no sabéis
cuando termine, pero de cierto que estáis ya en la
culminación de los tiempos, y estáis viviendo bajo
el juicio del Señor.”
De la Enseñanza 366.

Además, ahí está el suceso principal que nos marcó el
el cumplimiento de la profecía de Daniel: En el 23 de Enero de
1999, comenzó la difusión global del Tercer Testamento
a través del website 144000.net,, siendo la mera existencia del Internet una señal maravillosa por sí misma. ¿Estamos
seguros? Simplemente lea lo siguiente:

“Pero vos, O Daniel, cierra las palabras, y sella
el libro hasta tiempo del fin; muchos correrán de aquí para
allá, y la ciencia se aumentará”.
Daniel 12:4

“¿Correrán de aquí para allá?” ¿Email? ¿Viajes aéreos entre los países entre uno y otro confin del mundo?

¿”La ciencia se aumentará”? ¿El espectacular avance
de la tecnología? ¿Internet?