PROFECÍAS QUE ESTÁN POR CUMPLIRSE PARA LA NACIÓN MEXICANA Y EL PUEBLO DE ISRAEL ESPIRITUAL, recibidas a través de la comunicación de espíritu a Espíritu.

 

Profecía recibida el 3 de Septiembre de 1986:

El destino de la nación mexicana.

Profecía:

“La iluminación y el conocimiento, son el destino que tiene esta nación y el pueblo espiritual que en ella se encuentra; por mucha que sea su lucha, saldrá de la oscuridad, saldrá de la corrupción, derrotando al mal, y se remontará a las alturas, que es donde las águilas deben estar. Ese es el lugar que le corresponde”.

Profecía recibida en Diciembre de 1990:

Las pruebas para las naciones.

Profecía:

“Toda nación que no sea demolida por la guerra, será tocada por la contienda civil; en medio de ellas, de todas esas naciones, se levantará como valuarte de paz esta humilde nación”.

Profecía:

“Veréis cómo acuden a esta humilde nación caravanas de seres buscando la paz. El progreso será en todos los ordenes, porque lo espiritual eleva lo material. No por eso penséis que vuestra nación va a tener abundantes riquezas, porque esas riquezas fueron derramadas en lo espiritual. Tendréis, sí, prosperidad material como no habíais conocido, seguiréis gozando de la paz que ha sido mi voluntad conceder a esta nación, pero no porque la ame más”.

“Vendrán de todos los rincones del planeta a escudriñar el por qué de las comunicaciones, el sentido de mis palabras”.

Profecía recibida el 4 de Julio de 1992:

Llegarán caravanas.

Profecía:

“En breve tiempo veréis que comienzan a llegar las caravanas de aquellos que llamáis “extranjeros”, al pueblo en el que habéis encarnado, atraídos aparentemente por una bonanza material; mas os decimos que la verdadera bonanza estará en el espíritu”.

“Esta nación bendita recibirá tantos bienes de orden material, que en el futuro provocará admiración, y de ser pequeña e ignorada, estará en los labios de todos. Esto así lo tiene el Padre dispuesto, porque es menester que el mundo voltee a ver el lugar donde se manifestó el Maestro, los hechos y testimonios que rodearon su venida en este tiempo”.

“Una vez más, la humanidad intentará hacer sagrado lo humano y profanará lo divino”.

Profecía recibida el 24 de Mayo de 1993:

Guerra de religiones.

Profecía:

“La guerra de religiones que se acerca, es terrible; veréis destrucción como nunca habéis imaginado; una vez más, las naciones se cubrirán de llanto y de luto y la sangre fluirá a mares, mas vuestra nación permanecerá impoluta, intacta, indivisible, porque ha sido bendecida por el Padre como un remanso de paz, como una isla de amor”.

Profecía recibida en Enero del año 2000:

La caída de la torre de Babel.

Profecía:

“Inmensas caravanas comenzarán a llegar pronto a vuestra nación; vosotros no sabéis los frutos que está dejando ya ladifusión que se ha hecho de la Doctrina, mas esto es únicamente el comienzo. Viene todavía la lucha de religiones contra vosotros, de la ciencia humana contra vosotros, de los institutos educativos en contra de vosotros; de todo aquello que el hombre ha construído en su soberbia como moderna torre de Babel; mas, la habréis de ver caer a vuestros pies, no porque vosotros la ataquéis, porque el Padre jamás ha puesto en manos de sus labriegos el arma homicida, no; esa torre de soberbia quedará derruida ante su propia e inocultable torpeza, ante su propia pequeñez y su egoísmo”.

Profecía recibida el 20 de Febrero del año 2000:

Las pruebas sacudirán a la nación mexicana.

Profecía:

“Grandes son las pruebas que habéis atravesado, porque grandes serán también las pruebas que pronto, muy pronto, sacudirán a vuestra nación. Ese parto del pueblo de Israel descrito en la profecía de Juan no ha llegado a su final; pero presto está ese momento en que surja a la luz ese pueblo que hasta ahora ha permanecido oculto bajo el amoroso mando del Padre. Y cuando la tentación contemple que ese pueblo de Dios se encuentra en el mundo con toda la esencia, presencia y potencia que el Padre depositó en él, intentará arrebatarle para destruirlo; mas en las alas de la espiritualidad, como águila de mirada perspicáz que remonta el vuelo, vosotros habréis de elevaros por encima de la tentación y os podréis a buen recaudo, amparados por la Ley divina y por vuestra total obediencia a ella”.

“Los grandes seres de luz, en enorme e infinitas legiones, preparados se encuentran ya para unirse a vosotros y presentar la batalla final que habrá de resultar como el Padre lo profetizara, no en vencedores ni vencidos, sino en los hijos amados del Señor regresando al redil divino, conducidos por Elías y por vosotros, quienes habréis de ayudar en su sagrada misión”.

“La Obra del Padre triunfará, de eso no os quepa la menor duda; posad vuestra mirada en el futuro y ahí veréis, en lontananza, la ciudad blanca, la ciudad sagrada, La Nueva Jerusalén del espíritu que desciende hacia vosotros”.

Profecías recibidas el 5 de Noviembre del año 2000:

Un importante cambio.

Profecía:

Recordad que os avisoramos que el poder de vuestro país iba a ser sacudido; recordad que os dijimos que vendría un cambio y de esto os hablamos mucho tiempo atrás, mas, el cambio verdadero todavía no lo habéis concretado, ni siquiera lo habéis comprendido”.

Llegarán multitudes a la nación mexicana.

Profecía:

A vuestra nación llegará al cabo de unos cuantos meses, una bonanza que irá en aumento poco a poco, y al cabo de unos cuantos años, vendrán multitudes a esta nación en busca de cobijo y en busca de trabajo material; pero muchos vendrán también tratando de averiguar todo lo que se refiera al origen de esta manifestación, que por ser tan humilde, pasó desapercibida ante los ojos de los poderosos”.

“Y veréis que cuando el mundo entre en gran turbación, cuando nadie sepa dónde está su izquierda y su derecha, vuestra voz sonará como una potente trompeta, vuestra lámpara brillará como un enorme faro que iluminará a las multitudes. Seréis buscados por los sabios, por los gobernantes y los hombres de ciencia, y para todos tendréis ya sea la buena palabra, el buen análisis o el buen consejo”. 

Profecías recibidas el 1° de Marzo del año 2006:

Los tiempos se acaban.

Profecía:

“Aprovechad los tiempos hermanos, porque estos prontos están a acabarse”.

“Vienen cambios inminentes en la humanidad que coincidirán con que éste país (México) se convierta, según lo profetizado, en un lugar, en un edén para los pueblos de la Tierra”.

“No os turbe saber que la población de vuestro país crecera de forma importante en los próximos años. Vendrán muchas caravanas, unos en busca de trabajo, y muchos más, en busca de confort; porque la palabra del Padre se cumple, y aunque ahora sois ignorados y hay muchos espiritualismos y muchos engaños en torno a lo espiritual, la verdad prevalecerá como siempre lo ha sido”.

Profecía recibida el 12 de Noviembre del año 2006:

El año 2010 para México.

Profecía:

Ciertamente, la intuición en algunos de vosotros es muy fuerte, y se os ha dicho que el año 2010 es muy importante para esta nación. Comenzará a través de ello un período de ajuste que durará 11 años, hasta el año 2021, preparando la llegada de aquello que será la propagación del trabajo fundamental para fundir los Tres Testamentos, cuyo trabajo final será llevado a cabo en otra nación”.

“Ese es el período de tiempo que tenéis para cumplir lo que debéis cumplir; ved como todo obedece a un plan perfecto de la Divinidad”.

“No os perdáis en los números de años; vedlo como períodos simbólicos aunque sí, ciertamente, veréis que se cumple en los plazos de que hemos hablado. 1910, 1810, 1710, 1610, 1510; cada uno de esos años trajo grandes lecciones a ésta nación. ¿Cuáles os deparará el año 2010? Sólo el Señor lo sabe”.