Los Protectores

 

Explicación 1

1 En el nombre del Divino Maestro, el mundo espiritual de luz saluda a sus hermanos.

Desde la nube. La anunciada manifestación del mundo espiritual de luz en el Tercer Tiempo.

¿A qué vino el mundo espiritual en este tiempo? A explicar con su palabra y sus obras mi Doctrina, a enseñaros a interpretar mis revelaciones y a ayudaros a comprender su esencia". Libro de la Vida Verdadera E265:66

2 El Señor, en este Tiempo anunciado por los profetas y por el mismo Jesús, ha manifestado Su Espíritu y ha permitido que Su mundo espiritual de luz también nos manifestáramos ante la humanidad, para que pudiera evolucionar y alcanzar la meta de la espiritualidad.

Dn.7:13

3 Venimos en ayuda de los labriegos de la Obra del Señor en este tiempo, y venimos en delicada misión entre vosotros. Profetizado estaba que en este tiempo, el Señor vendría en la nube, rodeado de sus huestes  espirituales, de  ejércitos  innumerables de ángeles, y ved que la profecía ha sido cumplida.

Lc.21:27

Sobre la Encarnación del Verbo.

"Dos naturalezas hubo en Jesús, una material, humana, creada por mi voluntad en el seno virginal de María, a la que llamé el Hijo del Hombre, y la otra divina, el Espíritu, el cual fue nombrado el Hijo de Dios. En ésta fue el Verbo divino del Padre, el cual habló en Jesús; la otra fue tan sólo material y visible". Libro de la Vida Verdadera E21:29

4 El Divino Maestro os enseñó que en el Segundo Tiempo, fue el Hijo del Hombre, y ahora, hermanos, muchos corazones se han preguntado ¿cómo pudo el mismo Verbo Divino haber sido el Hijo del Hombre?

5 Yo, como ser espiritual, os aseguro que en todo lo que Él os revela sólo existe verdad; Jesús, el casto, fue el Mesías prometido y en cuanto Dios, Dios mismo; mas en cuanto hombre, fue nacido del género humano.

6 El hombre, es el género humano en su integridad, femenina y masculina, y Jesús, al nacer de María, nació verdaderamente del hombre, pues en la feminidad de la Madre Santísima, se halla también el hombre.

Gén. 1:27

7 En el cuerpo de Jesús, no intervino el hombre, entendido como varón, fue tan sólo necesaria la carne purísima de María, como un santuario y en cuanto Dios, fue Él mismo, quien por su voluntad divina hizo germinar en ella en el momento preciso, el cuerpo purísimo de Jesús.

La divina virginidad de María.

"María es esencialmente divina, Su espíritu es uno con el Padre y con el Hijo, ¿por qué juzgarla humana, si fue la hija predilectra, anunciada a la humanidad desde el principio de los tiempos como la criatura pura en quien se encarnaría el Verbo divino? Libro de la Vida Verdadera E221:4

8 Mirad hermanos, cómo María no perdió Su virginidad ni antes ni después de haber concebido a Jesús, así como tampoco el cuerpo del Divino Maestro, al término de su jornada, pudo ser retenido por la loza fría del sepulcro.

Isa. 7:14

9 No debe ya la humanidad desgarrar el manto celestial de María con sus dudas.

El Libro de la Vida. Los misterios revelados.

"...Yo os anuncié y os prometí mi nueva venida como Espíritu Santo, porque en aquel tiempo no os lo dije todo, y de lo que os revelé, no todo lo pudisteis comprender e interpretar, y era menester que viniese entre vosotros el Espíritu de Verdad a revelároslo todo". Libro de la Vida Verdadera E:195:74

10 Es este el Tercer Tiempo en el que los misterios están siendo revelados al hombre, y nuevas páginas del Libro de la Vida, que nunca habían sido abiertas ni a los seres del más allá ni a los moradores de la Tierra, se presentan ante vuestra mirada espiritual.

La difusión de la Doctrina del Señor, de corazón a corazón.

"Los escritos conteniendo mis máximas y mis parábolas, serán llevados de comarca en comarca, de hogar en hogar y de corazón a corazón". Libro de la Vida Verdadera E223:51

11 El Señor ha permitido que Su palabra sea escrita, y Su voluntad es que estas enseñanzas, se difundan con prudencia, con amor, sin alarde, para que vayan de corazón a corazón, de congregación en congregación, para que todos puedan conocer lo que Él ha derramado sobre vosotros.

12 Aun cuando no hay todavía entre el pueblo de Israel el orden verdadero y la disciplina que ya deberían existir, llegará el tiempo en que estéis preparados para hacer llegar la palabra del Padre a todos los que no conocieron Su manifestación en este tiempo.

La responsabilidad de dar y recibir.

"En verdad os digo, que así como os he llamado para que aprendieseis a recibir, también os pido que aprendáis a corresponder con amor a la caridad de vuestros hermanos". Libro de la Vida Verdadera E23:32

13 Delicada es la misión del labriego y de todo el pueblo de Israel, porque el que entrega y el que recibe son igualmente responsables; el uno, responsable de la limpidez de lo que entrega, del trabajo espiritual y del cuidado para que su preparación pueda alcanzar la idea espiritual, el sentimiento y la inspiración; el otro, es responsable de reconocer la intención, el fondo y el sentido de lo que recibe.

14 Por lo tanto, preparaos todos por igual, para unir vuestro espíritu y elevarlo al Señor, para que así podamos entregar nosotros y vosotros recibir con toda perfección; porque cada una de las palabras que vertemos a través del entendimiento de nuestros protegidos, tiene un significado, una razón.

15 No hemos venido a hablar por hablar, o por cumplir tan sólo con un trabajo que se nos ha impuesto, no, hermanos: nuestro anhelo ferviente es el de espiritualizar al pueblo de Israel, cumpliendo con la misión que el Señor nos ha concedido, que es la de hablar al mundo en forma clara así como la de dar ejemplo.

16 Vosotros podéis hacer lo que hace el mundo espiritual de luz: amar en igual forma, manifestar fe, dar a conocer la verdad, caminar con pasos firmes en la rectitud y el cumplimiento; todo lo que nos veáis hacer, vosotros podéis imitar.

Sobre la grandeza del espíritu que Dios puso en el hombre.

"Si pudiéseis contemplar por un momento a vuestro propio espíritu quedaríais asombrados de saber quiéne sois; os maravillaríais con su luz y sentiríais respeto por vostros mismos. Pensad que vuestro espíritu como ser semejante al Creador, está destinado a ejecutar dignas de Aquél que le dió la vida." Libro de la Vida Verdadera E72:45

17 ¿Por qué habéis de sentiros torpes, inferiores o incapaces de hacer lo que nosotros hacemos? En vuestro espíritu como en el nuestro, el Señor puso grandeza, luz, puso la semilla de la perfección; lo único que os falta, es educar a vuestra materia para que os permita manifestar todos vuestros dones. Cultivad entonces vuestra materia con amor, cultivad su sensibilidad para que podáis manifestar vuestros sentimientos más delicados y nobles, los más grandes que ella posee.

18 En vuestro espíritu hay inteligencia, hay sensibilidad, hay gracia; manifestad entonces estos atributos a través de la materia que el Señor os ha confiado, no digáis que vuestra materia es imperfecta, reacia o incomprensiva, que no sabe oír la voz de la conciencia y sólo quiere guiarse  por  el  libre albedrío; no,  vosotros sois el espíritu y la guía, y debéis cuidar a la materia y prepararla, para que sea instrumento dócil del espíritu, portavoz amable de los  sentimientos y dones espirituales que hay en cada uno de vosotros.

19 Si sabéis que sois parte del Espíritu divino, si poseéis la inteligencia y la verdad del Padre en vuestra conciencia, ¿por qué habríais de conduciros por otras sendas alejadas del Camino verdadero?

La explicación clara de la Doctrina divina.

"He venido en este tiempo materializando mi palabra para hacerme entender de vosotros. He tomado vuestro idioma para que podáis comprender mis inspiraciones y aquí me tenéis, pueblo, lleno de amor entre vosotros". Libro de la Vida Verdadera E347:5

20 Estáis recibiendo la Doctrina del Padre, en forma clara y en vuestro propio idioma, y se os da, además, la explicación suficiente para que comprendáis mejor estas cosas.

Isa. 28:11

21 Israel: el espíritu de la humanidad está hambriento de luz, esperando ver aparecer en sus caminos a los emisarios que han de venir con la buena nueva en sus labios y en su corazón.

Ap.10:11

La conciencia.

"Sea la conciencia la que ilumine al espíritu y el espiritu el que guíe a la materia". Libro de la Vida Verdadera 71:9

22 El Espíritu del hombre tiene que luchar contra la reaciedad de su materia, preparándola para que escuche la voz de la conciencia, para que reciba la luz que ha sido derramada en este Tiempo: la Doctrina del Espíritu Santo.

23 A éso vino en el Segundo Tiempo el Hijo del Hombre, a mostrar al humano que sí puede derrotar al mundo y a la materia, que puede triunfar el espíritu sobre la fragilidad de la carne; fue el ejemplo vivo y perfecto que prepararía al espíritu de la humanidad para este Tercer Tiempo.

Jn. 16:33

Misiones que cumplir.

"La misión que lleváis, os la he dado conforme a vuestra capacidad y a vuestra fuerza, sólo necesitáis comprenderla y amarla. Orad en cada día para que recibáis la luz necesaria para vuestros trabajos; después, permaneced preparados, atentos, para que podáis oir las voces de los que os llaman, de los que os solicitan, y también para que sepáis hacer frente a las pruebas". Libro de la Vida Verdadera E171:31

24 Delicada es la misión que os ha confiado el Señor, de guía, educador, de pastor o padre de familia; el Señor os entrega los corazones cual tierra virgen, para que sean preparados en la mejor forma en espera de la labranza.

25 Todos los espíritus tienen misiones que cumplir, mas si no se preparan, y se dejan guiar por ideas adversas y extrañas ¿qué podrán entregar? ¿cómo podrán influir positivamente en el corazón y el entendimiento de quienes han sido confiados a su cuidado?

26 Preparaos, hermanos, este es tiempo de enseñanzas y meditación.

27 La paz del Maestro sea con mis hermanos.

Acerca de Los Protectores

Este libro contiene las explicaciones del Mundo Espiritual de Luz, entregados a través del entendimiento humano de 1866 a 1950. + Más información

El Advenimiento

A mediados del siglo XIX se dieron en todo el mundo sucesos extraordinarios: La explosión del Krakatoa, terribles catástrofes naturales y hambrunas en Oriente, los movimientos independistas de las colonias de ultramar con sus metrópolis europeas, la alborada de la Revolución Industrial, la aparición de nuevas filosofías, etc.

Todos éstos eran presagios de la llegada de una nueva era para la Humanidad que se iniciaba con al apertura del Sexto Sello del que habla la profecía de Juan.

Y en ese Libro de la Revelación de Apocalipsis, el nuevo tiempo se abre con la llegada en espíritu del profeta Elías, simbolizado con un ángel que sale donde nace el sol y se levanta sobre los cuatro puntos de la Tierra. Elías, como antes sucediera, era el destinado para ser el Precursor del Advenimiento de Dios en este Tercer Tiempo.

El Sexto Sello marcaba así el principio de un período de intensos dolores para el mundo. Es para ese período que Jesús anunciara la llegada del Espíritu de Verdad, el Espíritu Santo de Dios.

A partir del año de 1862, extraños acontecimientos tuvieron lugar en el Sureste de la Ciudad de México, que dieron inicio a una nueva etapa de comunicación del Espíritu de Dios con la Humanidad. Esto se dio a través del entendimiento humano de múltiples portavoces, hombres y mujeres de origen que de tan humilde, hacen virtualmente imposible que las revelaciones que por ellos se entregaron pudieran se producto de la mente humana.